Publicaciones

Evaluación de las Dosis recibidas por los Trabajadores Expuestos a las Radiaciones Ionizantes en un Hospital de 1300 camas

Autoras: García López, Ana; Jaime Casado, Ana Belén; Miranda Barrientos, Susana; Pérez Parra, Nuria.

Curso de primer año de Técnicos Superiores de Imagen para el Diagnóstico. Escuela de Técnicos del Hospital Universitario Puerta de Hierro. Madrid.

 

1. Introducción
El objeto principal de la Protección Radiológica es asegurar un nivel apropiado de protección al hombre y al medio ambiente sin limitar de forma indebida las prácticas beneficiosas de la exposición a las radiaciones. Este objetivo no se puede conseguir solo mediante la aplicación de conceptos científicos. Es necesario establecer unas normas que garanticen la prevención de la incidencia de efectos biológicos deterministas (manteniendo las dosis por debajo de un umbral determinado) y la aplicación de todas las medidas razonables para reducir la aparición de efectos biológicos estocásticos (probabilísticos) a niveles aceptables. Para conseguir estos objetivos, se deben aplicar los principios del Sistema de Protección Radiológica propuestos por la Comisión Internacional de Protección Radiológica (ICRP):

v Los diferentes tipos de actividades que implican una exposición a las radiaciones ionizantes deben estar previamente justificados por las ventajas que proporcionen, frente al detrimento que puedan causar.

v Las dosis individuales, el número de personas expuestas y la probabilidad de que se produzcan exposiciones potenciales, deberán mantenerse en el valor más bajo que sea razonablemente posible, teniendo en cuenta factores económicos y sociales.

v La suma de dosis recibidas y comprometidas no debe superar los límites de dosis establecidos en la legislación vigente, para los trabajadores expuestos, las personas en formación, los estudiantes y los miembros del público.

Dependiendo de las funciones del personal y de las dosis que pueden recibir debido a éstas, se clasifica a los trabajadores en categoría A o categoría B. En la categoría A se incluyen todos aquellos trabajadores que pueden recibir más de 6mSv al año y el uso de dosímetros personales es obligatorio. Sin embargo los trabajadores clasificados como personal de categoría B son aquellos que por sus funciones no van a recibir más de 6mSv y no es obligatorio el uso de dosímetro personal. Para estimar las dosis de los trabajadores de categoría B se puede hacer mediante dosimetría personal o a partir de los datos obtenidos de la dosimetría de área, siempre que permitan demostrar que dichos trabajadores estén clasificados correctamente en la categoría B.

Es importante también delimitar las zonas según el riesgo radiológico. Existen 4 zonas:

zonas

• Zona vigilada: el trébol será de color gris.
• Zona controlada: el trébol será de color verde.
• Zona de permanencia limitada: el trébol será de color amarillo.
• Zona de acceso prohibido: el trébol será de color rojo.

Así pues, se establecen los tipos de zonas con la misma imagen pero variando el color, que indicará el tipo de zona en el que nos adentramos. Además del color hay que tener en cuenta otras distinciones que se dibujan junto al trébol y nos señalizan:

• Peligro de irradiación externa: acompañando al trébol tendremos puntos radiales en los extremos.

• Peligro por contaminación: observaremos un campo punteado alrededor de éste.

• Peligro por contaminación externa y radiación: la señal resultante será la suma de las anteriores.

En relación a los trabajadores expuestos, los límites de dosis no deben ser sobrepasados, y se aplican a la suma de las dosis recibidas por exposición externa durante el período considerado. De acuerdo con el Reglamento de Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes (Real Decreto 815/2001) el límite de dosis efectiva es de 100 mSv durante todo período de cinco años oficiales consecutivos, sujeto a una dosis efectiva máxima de 50 mSv en cualquier año oficial. A efectos prácticos se puede estimar que el límite de dosis es de 20 mSv/año.

dosimetros

Los dosímetros personales se entregan a cada trabajador a finales del mes. Los trabajadores deben entregar el del mes anterior para enviarlo a un Centro lector autorizado por el Consejo de Seguridad Nuclear, para analizarlos y cuantificar la radiación que cada trabajador ha recibido durante ese mes. Esta información se envía al centro de trabajo. Luego, dicha información se pasa al propio trabajador.

Si debido a la actividad del trabajador las dosis recibidas durante un mes fueran elevadas, el centro de dosimetría se pone en contacto para determinar las causas y poder estudiar las medidas a corregir, si fuera el caso.

En caso de que un trabajador, durante varios meses, no entregue el dosímetro, recibirá una carta informativa pidiéndole que lo entregue y se le asignará una dosis administrativa correspondiente a un máximo teórico que hubiera recibido en ese periodo de tiempo.

En este trabajo se evalúa la exposición de los trabajadores expuestos a las radiaciones en los diferentes Servicios de un hospital.

 

2. Metodología.
Para evaluar la dosimetría personal externa de los trabajadores expuestos de un gran hospital de 1300 camas, hemos seleccionado al Hospital Universitario Ramón y Cajal por el elevado número de equipos de rayos X (59) y de trabajadores expuestos (520). En la Tabla 1 se exponen los equipos de rayos X de dicho hospital.

 

TABLA 1
Equipos de Rayos X del Hospital Universitario Ramón y Cajal

Nº Equipos
TAC
6
Angiógrafos vasculares
5
Arcos radioquirúrgico
15
Convencionales
8
Tórax
3(1 auto)
Mamógrafos
2
Telemandos
8
Portátiles
6
Ortopantomógrafos
1
Intraorales
4
Litotrictor
1
TOTAL
59

El control de las dosis individuales por irradiación externa se realiza mensualmente, con dosímetros personales de termoluminiscencia (TLD), por el Centro Nacional de Dosimetría (CND) expresamente autorizado por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para ello.

Los resultados mensuales de los controles dosimétricos (el dosímetro de solapa permite estimar las dosis equivalentes individuales, profunda y superficial, a cuerpo entero) se remiten al Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica (SRPR).

Todas las dosis recibidas por un trabajador expuesto quedarán registradas en su historial do¬si¬mé¬tri¬co. Este historial es individual para cada trabajador, se mantiene debidamente actualizado y está en todo momento a su disposición.

En la Tabla 2 se presentan los Servicios del Hospital U. Ramón y Cajal que están controlados por dosimetría personal, indicándose el número de usuarios.

 

TABLA 2
Servicios del Hospital U. Ramón y Cajal con control de dosimetría personal.

SERVICIO
Nº Portadores
Medicina Nuclear
32
Cardiología
4,8
Unidad Coronaria
15
Rx.Osteo y pediatría
15,25
Rx.Urgencias
35,3
Uro-ginecología
8,58
Dx.Digestivo-torax-vascular
19,36
Endocrinología
5
Nefrología
3
Rx.Vascular
10,5
Mamografía
6,91
Neuroradiología
50,5
Urología
6,33
Quirófano cardiovascular
13,45
Quirófano de trauma
33,5
Gastroendoscopias
20,25
Virología
6
Inminología
3,83

Para una evaluación de la dosimetría personal se ha estudiado para cada Servicio: – Número de usuarios – Grado de cumplimiento del cambio mensual del dosímetro – Dosis media profunda (en mSv) – Dosis mínima profunda (en mSv) – Dosis máxima profunda (en mSv) Para una evaluación más detallada de las dosis recibidas por estamentos profesionales, se han seleccionado los Servicios que más utilizan rayos X:

- Radiología Vascular

- Cardiología Hemodinámica

- Aparato Digestivo. Gastroendoscopia.

 

3. Resultados obtenidos.
Se ha calculado las medias de las dosis profunda en cada Servicio. En la Tabla 3 se presentan los resultados con indicación de las dosis máxima y mínima obtenidas.

TABLA 3
Dosis profunda (mSv) en cada Servicio del Hospital U. Ramón y Cajal.

SERVICIO
Nº PORTADORES
Nº DOSÍMETROS LEÍDOS/MES
GRADO DE CUMPLIMIENTO (%)
DOSIS MÍNIMA (mSv)
DOSIS MÁXIMA (mSv)
DOSIS MEDIA (mSv)
Unidad coronaria
14
9
64%
FONDO
0,075
0,006
Gastro-endoscopia
18
12
66,6%
FONDO
0,1
0,04
Medicina Nuclear
30
28
93%
FONDO
0,3
0,15
Hemodinámica
20
11
55%
FONDO
0,8
0,17
Oncología radioterapia
37
33
89%
FONDO
0,5
0,02
Urgencias
31
22
70%
FONDO
0,02
0,001
Neuroradiología
50
35
70%
FONDO
0,2
0,03
Quirófano Trauma
36
16
44%
FONDO
0,2
0,04
Osteoarticular y pediatría
8
8
100%
FONDO
FONDO
FONDO
Urología
7
5
71%
FONDO
0,06
0,01
Nefrología
3
3
100%
FONDO
FONDO
FONDO
Cardiología
5
4
80%
FONDO
0,1
0,03
Quirófano cardiovascular
13
7
53,8%
FONDO
0,4
0,08
Mamografía
5
3
60%
FONDO
0,1
0,001
Rx Vascular
11
8
72,7%
FONDO
0,8
0,2
Residentes Rx
12
10
83,3%
FONDO
FONDO
FONDO
Dig-tórax-vascular
14
11
78,5%
FONDO
0,08
0,01
Cirugía Vascular
14
9
64,2%
FONDO
FONDO
FONDO

 

Para conocer la diferencia de dosis entre diferentes estamentos, se han seleccionado los Servicios de mayor exposición a los rayos X, que son los que realizan técnicas percutáneas o esofagogástricas con apoyo radiológico: Radiología Vascular, Cardiología Hemodinámica y Gastroendoscopias. En la Tabla 4 se presentan los resultados

TABLA 4
Exposición radiológica anual por estamentos profesionales.

ESTAMENTOS
Radiología Vascular
Cardiología Hemodinámica
Gastroendoscopia
Portadores
Dosis
Portadores
Dosis
Portadores
Dosis
Médicos
9
1,60mSv
5
2,91mSv
8
0,40mSv
Enfermeros
4
0,70mSv
10
1,76mSv
7
0,10mSv
Auxiliares/Técnicos
1
0,16mSv
4
0,98mSv
4
0,04mSv

 

4. Discusión y conclusiones.
A partir de los datos obtenidos, podemos apreciar que el porcentaje de cambio de dosímetros es mayor cuanto menor es el número de portadores.

Podemos apreciar también que la dosis media anual está muy por debajo del límite de dosis anual de 20mSv/año, pues la dosis media más alta la encontramos en radiología vascular, cuya dosis es 0,2mSv/año.

La dosis media más baja en todos los Servicios es fondo y las más altas pueden llegar a 0,8mSv.

En la comparativa entre médicos, personal de enfermería y personal auxiliar/técnicos de los Servicios de Radiología Vascular, Cardiología Hemodinámica y Gastroendoscopia se aprecia claramente cómo los médicos son los que más dosis reciben, después el personal de enfermería y por último los auxiliares de clínica y técnicos. Las dosis medias de éstos son, respectivamente, 2,91mSv, 1,76mSv y 0,93mSv. Esto se debe a las funciones que cada uno tiene a nivel a nivel profesional. Por los resultados dosimétricos obtenidos, queda claro que los médicos se irradian más por estar más próximos al tubo mientras que el personal de enfermería, auxiliares y técnicos están más alejados.

 

5. Bibliografía.
1. ICRP. 1990 Recommendations of the International Commission of Radiological Protection. Publication nº 60. Versión española publicada por la Sociedad Española de Protección Radiológica. SEPR. Publ. Nº.1. 1995.

2. Comisión Europea. Directiva 96/29/EURATOM. Normas Básicas para la protección sanitaria de los trabajadores y de la población contra los riesgos que resultan de las radiaciones ionizantes. DOCE L 159 del 29 de Junio de 1996.

3. Comisión Europea. Directiva 97/43/EURATOM relativa a la protección de la salud frente a los riesgos derivados de las radiaciones ionizantes en exposiciones médicas, por la que se deroga la Directiva 84/466/EURATOM. DOCE L 180 del 9 de Julio de 1997.

4. Real Decreto 783/2001. Reglamento de Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes. BOE, 26 de Julio de 2001.

5. Consejo de Seguridad Nuclear. La Protección Radiológica en el medio sanitario. 2004.

6. Manual de protección radiológica del Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid. Octubre 2002.

 

6. Agradecimientos.

Hospital Universitario Ramón y Cajal, Madrid
- Dr. Leopoldo Arranz.

 

Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda, Madrid
- Dr. Javier Pifarré.
- Pilar Fernández.
- Luis Alejo.

Entidades Colaboradoras

Boletín de Noticias

Regístrate para recibir nuestro boletín de newsletter . Gracias!

Back to Top