amter-1

“El final de una etapa”

Cuando un día 24 de abril de 2003, hace 18 años y 3 meses un grupo de técnicos de Madrid se reunió para crear la Asociación Madrileña de Técnicos en Radiología (Radiodiagnóstico, Medicina Nuclear, Radioterapia y TSID), ninguno de los allí presentes podría imaginarse el enorme recorrido que iba a tener nuestra asociación.

De aquellos primeros fundadores tan solo 3 seguimos perteneciendo a la actual Junta Directiva, y han sido varios los que han ido tomando el relevo a lo largo de estos años para trabajar y colaborar en el desarrollo de nuestra querida AMTER. Cuando creamos esta asociación nuestro objetivo era el de luchar por el desarrollo de nuestra profesión y uno de los pilares en los que hemos basado el desarrollo de AMTER, ha sido la formación.

Nuestra profesión en Europa ha evolucionado y se ha convertido en grado universitario, hecho este que ha venido a darnos la razón a los que hemos defendido siempre que nuestra mejor arma como profesión sería la de la formación, para poder equipararnos al resto de Europa y para poder luchar contra otros colectivos que a lo largo de los años ha ido impidiendo nuestro total desarrollo. Además, tenemos que tener en cuenta la velocidad de crecimiento de la tecnología en estos últimos años lo que nos ha obligado a subirnos al carro de la formación para no quedarnos atrás frente a las nuevas tecnologías que manejamos.

Con la entrada en Bolonia, comenzó la lucha por convertirnos en grado universitario, como en el resto de Europa.

Es cierto que algunos vendieron que esto era algo inminente y que en muy poco tiempo el grado universitario de radiología estaría instaurado en nuestro país, nosotros permanecimos callados y tan solo expresamos nuestra opinión a aquellas personas/colectivos que nos la pidieron y era ni más ni menos que nuestro país no estaba preparado; por motivos principalmente económicos, para dicho cambio y que serían necesarios un mínimo de 10 a 12 años para la creación en nuestras Universidades del citado grado y para la creación o mejor dicho la reconversión de TSID a Técnico de Grado. El tiempo nos ha dado la razón y de hecho si tenemos en cuenta que el plan Bolonia se implantó en nuestro país al inicio del curso 2010-2011, ya han pasado 11 años.

Tengo que decir que desde mi amplia experiencia, soy técnico desde el año 1976, hemos tenido que crearnos un espacio profesional que no existía dentro de la sanidad española y hemos sufrido duros ataques por parte de otros colectivos que nunca han querido que ocupáramos el lugar que nos correspondía (fui testigo en su día de la no firma por parte de la administración de nuestro reconocimiento, cuando solo faltaba la firma  y cuando se nos había confirmado que esa noche se firmaba, pero…sonó el teléfono y la persona que iba a firmar…no firmó, y  nos remitió a la Seram para que nos ayudara…

Con la carrera profesional, pasó algo parecido se firmó, esto sí con el apoyo de los sindicatos y con la aceptación de la Administración, y han tenido que pasar un montón de años para disfrutarla, al igual que está pasando con la Coordinación Técnica que sigue sin oficializarse pese a estar firmada hace años en mesa sectorial, o el paso al nivel 21 que ya no recuerdo ni los años que hace que se consiguió y seguimos sin tener….

Afortunadamente el tiempo pone a cada uno en su sitio y poco a poco hemos ido avanzando hasta el momento actual, además tenemos que darnos cuenta que ante semejantes digamos contrincantes tan solo con la unión total de todos los colectivos de técnicos, olvidándonos de las siglas y de los intereses particulares. Mirando más el fondo que la forma, que no es lo importante quien se pone la medalla, sino que lo importante es lograr el objetivo final que no es otro que el grado.

En el pasado la desunión y el ansia de protagonismo nos hicieron perder batallas que estaban casi ganadas, y esa experiencia nos tiene que hacer reflexionar para empujar Todos juntos en la misma dirección.

Espero en no mucho tiempo poder ver la consecución de nuestro objetivo.

Volviendo a nuestra querida AMTER, he de decir que me siento orgulloso: de nuestra labor a lo largo de estos 18 años, hemos realizado muchos cursos: Nacionales de formación, desde aquel que realizamos en la Universidad de Alcalá de Henares con casi 250 asistentes, y en otros hospitales madrileños: Hospital Clínico, Gomez Ulla, Ramón y Cajal, Fundación Jimenez Diaz,12 de Octubre, Puerta de Hierro, Hospital de Tomelloso (este no es de Madrid), Hospital Puerta de Hierro Majadahonda, Asepeyo etc.

Y muchos más cursos de formación continuada como los módulos de formación que hemos realizado en sábados y fines de semana que hemos ido repitiendo a lo largo de varios años.

Finalmente, y después de 13 años sin OPE de técnicos por fin, otra batalla ganada, se convocaron Opes para técnicos en la Comunidad de Madrid y hemos realizados cursos de preparación de estas OPES en las 3 que se han realizado hasta la actualidad.

 

amter-2

 

Pero lo que más nos hace sentirnos con el deber cumplido es el reconocimiento de nuestros compañeros/as que han asistido a dichos cursos y cuyas opiniones nos han dado un prestigio de calidad, tanto en el boca a boca, como  entre los diferentes colectivos de técnicos.

Cuando llega el momento de la retirada estas cosas son las que nos llenan de orgullo y satisfacción.

No sería justo por mi parte como presidente de AMTER, no reconocer que, sin el esfuerzo de mis compañeros de Junta a lo largo de estos años, habría sido imposible su realización.

Quiero desde aquí agradeceros a todos, no voy a poner vuestros nombres porque a lo largo de los años habéis sido varios y me da miedo comerme algún nombre, cosa que no me perdonaría, por eso os doy las gracias a TODAS/OS por tanto trabajo, esfuerzo y dedicación: “Compañeros sin vosotros no habría sido posible”

Quiero también hacer una mención especial para los compañeros que, pese a sus problemas personales, familiares y demás, han estado al pie del cañón hasta el final de esta asociación que se nos va, Gracias.

Para finalizar explicar que la disolución de nuestra Asociación se ha debido exclusivamente a motivos de falta de renovación de cargos en la Junta directiva, en estos casi 19 años hemos ido incorporando savia nueva que fuera avanzando con nosotros y que en un momento concreto pudiera tomar el relevo de los miembros de esta Junta, desgraciadamente no hemos sido capaces de encontrar esos relevos y aunque en varias ocasiones hemos convocado elecciones para crear una nueva Junta Directiva el resultado ha sido ninguno. Creo que este quizás sea el segundo trago más amargo, el de no haber sido capaz de encontrar el relevo, después del de la disolución de AMTER, que estoy pasando.

Por lo demás nuestra Asociación no ha tenido, ni tiene problemas de viabilidad, ni falta de estímulos que le haga no poder seguir con su labor.

Desgraciadamente nos apuntamos a una asociación para tener un buen seguro, para tener una bolsa de trabajo (cuando lo hay) para estar informados y para estar mejor formados sobre todo con vistas a tener puntos para la carrera profesional o para intentar sacar una plaza en las OPES que se van creando, pero luego en lugar de ver esa Asociación como algo nuestro, algo que nos pertenece…la vemos como algo que no nos importa demasiado, incluso llegando a darnos de baja cuando se nos informa que la cuota al no ser un colegio profesional ni un sindicato no nos desgrava…O dejando la Asociación en el momento de obtener nuestro objetivo Ope, puntos por Cursos etc.

Es una opción que cada uno tenemos, pero…

Espero finalmente que el tiempo nos ponga en el lugar que nos corresponde y que esta profesión por fin sea reconocida como por justicia le corresponde.

Ha sido un orgullo y placer haber sido el presidente de AMTER durante todos estos años.

Hasta siempre, compañeros/as.

 

Jose A. Vara del Campo

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked (required):

Entidades Colaboradoras

Back to Top